Inicio‎ > ‎Publicaciones‎ > ‎Series CENDA‎ > ‎

Renta mundial




Según cálculos del Banco Mundial, al 2008, la renta global de los principales recursos naturales -estimada como el excedente del precio por encima del costo de producción, que incluye la ganancia capitalista media- alcanzó la suma de 4,3 billones de dólares, equivalente a un 7 por ciento del PIB mundial, que ese año sumó aproximadamente 61 billones de dólares.

Un cuarto de la renta se genera en el Medio Oriente y Norte de África, seguido de China, Latinoamérica y Rusia, cada uno de los cuales representa aproximadamente un octavo del total mundial. Les siguen EE.UU., la Unión Europea y África Sub Sahariana, cada uno los cuales representan más de un cinco por ciento de la renta global. Otros países relevantes son Australia y la India, cada uno de los cuales representa aproximadamente un 3 por ciento de la renta global. En conjunto, las regiones y países mencionados representan aproximadamente un 90 por ciento de la renta global.

Cabe señalar que algunos de los países y regiones mencionados, como los EE.UU., la UE, China y la India, por ejemplo, son al mismo tiempo grandes productores y grandes consumidores de recursos naturales. Por lo tanto, la renta de los mismos - que siempre constituye una transferencia desde las industrias competitivas, puesto que a nivel global la suma de los precios de todos los productos y servicios no puede exceder a la suma de sus costos de producción - corresponde en este caso a una transferencia de valor desde otras industrias dentro del mismo país o región.

Los otros países y regiones mencionados, en cambio, son grandes exportadores netos de recursos naturales, lo cual significa que la renta de los mismos corresponde a una transferencia desde el exterior.


Al 2008, el petróleo representó aproximadamente la mitad de la renta mundial de los 14 recursos principales, seguido del gas natural y carbón. De este modo, la energía representó ese año cerca del 90 por ciento de la renta mundial.

Les siguen el mineral de hierro y luego el cobre. Este último, con una renta global de 86.000 millones de dólares, representó ese año un 2% de la renta mundial. Chile obtuvo el 2008 una renta de aproximadamente 36.000 millones de dólares, que equivale a poco menos del uno por ciento de la renta global.



Se aprecia que la renta mundial varía fuertemente en el tiempo. Medida en dólares ajustados por el índice de precios a consumidor estadounidense, se quintuplicó entre 1970 y 1974, con el llamado shock del petróleo. Continuó creciendo hasta alcanzar un máximo a principios de los años 1980, cuando la renta global alcanzó un nivel casi nueve veces mayor que en 1970.

La renta global cae fuertemente, reduciéndose casi a la cuarta parte hacia mediados de los años 1980. Se mantiene en niveles relativamente bajos - oscila entre dos y tres veces su nivel de 1970 hasta 1998, cuando alcanza su nivel mínimo de ese período.

Luego inicia un nuevo y acelerado ciclo secular alcista, apenas interrumpido por la crisis del 2000-2002 y que la eleva hasta su máximo histórico el 2008, cuando supera en 18 veces su nivel de 1970. A partir de ese momento se inicia violentamente un nuevo ciclo secular a la baja. La renta global cae a la mitad el 2009 y si bien experimenta una fuerte recuperación en los dos años siguientes, se encuentra muy lejos de su máximo del 2008.



Chart 1


 
Expresada como porcentaje del PIB mundial, la evolución de la renta global resulta aún más impresionante. En el curso de la burbuja de la década de 1970, salta desde niveles inferiores al 1,5 por ciento del PIB mundial a principios de la década, hasta un máximo superior a 7 por ciento del PIB mundial en 1980.
Luego cae retorna al nivel del 2 por ciento del PIB mundial, en torno al cual oscila durante dos décadas, terminando el siglo en al mismo nivel de 1,5 por ciento del PIB mundial que tenía en 1970.
A lo largo de los años 2000, inicia un nuevo ciclo alcista, hasta alcanzar el 2008 nuevamente un máximo de 7 por ciento del PIB mundial.
Parece sugerente que los ciclos de la renta coinciden exactamente con los ciclos seculares de la economía mundia, solo que al revés: los períodos de alza secular en el valor de la renta global, coinciden exactamente con los períodos de caída en los ciclos económicos seculares.
En efecto, la gran alza de la renta en la década de 1970 coincide con la caída secular de la economía mundial durante esa misma década. Durante esos años, los ciclos económicos globales se agudizaron y sucedieron unos a otros a la baja, es decir, a lo largo de varias oscilaciones, la economía mundial se precipitó en una nueva crisis antes de recuperar su nivel alcanzado en el ciclo precedente.
Al contrario, la caída en las rentas mundiales en las décadas de 198 y 1990, coincide exactamente con la larga fase de auge de la economía mundial durante el mismo período. 
Nuevamente, la gran alza secular de las rentas a partir de 1998 y hasta el 2008, coincide exactamente con el período secular de caída de la economía mundial en esa misma década, en la cual sus ciclos globales se suceden nuevamente a la baja, hasta precipitarse en la violenta crisis del 2008.
Ello se puede apreciar en el comportamiento de las bolsas de valores de los países desarrollados, que se incluyen en el gráfico.
La relación anterior parece lógica según la teoría económica clásica, que demostró que las rentas provienen de una reducción equivalente en las ganancias capitalistas medias, la cual, por su parte, incide en una pérdida de dinamismo de la economía. A nivel global la suma de los precios debe necesariamente igualar la suma de los costos, por lo tanto, si los productos con renta se venden por encima de los costos, el resto debe venderse por debajo de los suyos, a costa de una reducción en la ganancia capitalista media, que forma parte del costo. 
Por cierto, la crisis secular es un fenómeno muy complejo, cuya causa no puede reducirse a un solo aspecto. Sin embargo, la evolución de las rentas comprueba que este factor ha incidido en las crisis seculares: durante los períodos de crisis, las ganancias capitalistas se redujeron en el orden de 5 por ciento del PIB, monto que fue desviado hacia los rentistas.

Chart 1


 

El comportamiento de la renta en Latinoamerica sigue de cerca la evolución global, que está determinado por la renta del petróleo y gas natural.

El comportamiento de la renta en Chile sigue un patrón diferente, puesto que no se ve afectado por el llamado shock petrolero de los años 1970. De este modo, aunque oscila fuertemente - frecuentemente sube al doble o se reduce a la mitad, de un año para otro -, dichas oscilaciones se mueven en torno al nivel de 1970 durante la mayor parte del tiempo. 

Solamente durante la década del 2000, las rentas en Chile se disparan cerca de ocho veces, impulsadas principalmente por el alza del precio, pero muy especialmente por el incremento de la producción, de cobre.
Llama la atención que la renta en Chile alcanzan su máximo histórico el 2011, a diferencia de las rentas mundiales, que alcanzan sus máximos el 2008. 
 
Los diferentes productos siguen un curso general parecido, sin embargo, sus proporciones relativas varían de año en año. De este mod, el petróleo, por ejemplo, al mismo tiempo que aumenta en valor absoluto, ha disminuido su peso en la renta global, desde un máximo de 82 por ciento en 1979, a 52 por ciento el 2008. 
En el caso del cobre, la proporción ha disminuido más aún, desde niveles de 15 por ciento de las rentas totales a principios de los años 1970, a 2 por ciento el 2008, aunque también ha crecido significativamente el valor absoluto de la renta del metal.
 
La renta por regiones ha sufrido cambios, aunque los más notorios se deben a problemas de datos - la serie del BM no dispone de datos para los países de la ex URSS antes de 1995. Esta región es la más beneficiada por las rentas globales, después del Medio Oriente, que aparece en e primer lugar, de lejos, aunque su importancia relativa ha disminuido respecto de los años 1970.

Sin perjuicio de lo anterior, se aprecia que América Latina mantiene un peso del orden de 11 a 15 por ciento del total a lo largo de todo el período, siendo la región más estable en este aspecto.

Rentas y PIB



subsoil_and_forest_rents - gráficos











Comments