Corrupción

publicado a la‎(s)‎ 19 may. 2008 7:55 por Manuel Riesco   [ actualizado el 19 may. 2008 7:55 ]
Artículo, Manuel Riesco, mayo 2008, publicado en El Mostrador, Crónica Digital, y G-80. Leer artículo completo.
Existe en Chile una corrupción en gran escala, que puede operar impunemente porque queda al margen de los mecanismos de control. Sencillamente porque involucra tanto al gobierno como a la oposición parlamentaria. Hasta que los robos de Pinochet reventaron en EE.UU., en Chile no pasó nada. Tanto el gobierno como la oposición de derecha convinieron en echar tierra al asunto y hacer la vista gorda durante más de una década. En el caso Clarín han gastado millones de dólares en una defensa que ha perdido una y otra vez en todas las instancias a lo largo de una década y tres gobiernos. Como es bien sabido, aparte del despilfarro en esta "defensa," lo más grotesco fue el pago de diez millones de dólares a familiares del anterior dueño del diario, los que reconocen públicamente no haber recibido sino una mínima parte de esta cantidad. Se conoce asimismo que el resto fue a parar a manos de una sociedad formada especialmente para estos efectos por un encargado de finanzas de uno de los partidos de gobierno, que oficia de palo blanco. Los ricos en Chile pagan menos impuestos que sus empleadas domésticas, y no pasa nada. el principal caso de corrupción pública que existe en Chile es el escándalo de la actual legislación minera. Entre 2005 y 2006 las mineras privadas retiraron ganancias ¡equivalentes a todas las inversiones realizadas en minería entre 1974 y 2006! - las que además ya habían recuperado antes y con creces. Adicionalmente, el 2007, retiraron una suma equivalente a las de los dos años anteriores. Si las privadas pagaran los mismos impuestos que CODELCO, en proporción a la producción de cada cual, el Estado podría duplicar su gasto en pensiones, educación y salud, todos sumados. Sin embargo, el gobierno y la oposición de derecha guardan silencio y no hacen absolutamente nada - cuando no aparecen defendiendo a las empresas. Ello no es casual. Las mineras los financian a ambos, empezando por los más encumbrados dirigentes de ambos sectores. Eso es corrupción lisa y llana y de grueso calibre.
Comments